21 de abril de 2007

Un flamante manicomio

AVISO: La entrada a continuación puede resultar demasiado aburrida larga. Continúa bajo tu responsabilidad.

Como dije en la anterior entrada, he estado bastante ocupado con unos trabajos, y no tuve mucho tiempo en general. Pero aquí hay una interesante actualización:

Crónica sobre el Nuevo Conservatorio "Profesional" de Música de Valladolid


El alcalde anunció con mucho orgullo que iba a abrir el nuevo conservatorio y tal, pero está bastante claro que es una obra de campaña electoral (acabada al límite de tiempo, queda un mes para las elecciones..), y claro, pasa lo que pasa: se construye un conservatorio para la mitad de alumnos que hay y toca partir las clases a la mitad, que más que clases parecen zulos. Eso sí, luego hay una especie de obsesión compulsiva por meter un piano en cada clase, que yo no sé que sentido tiene meter un piano en una clase de guitarra (por ejemplo), ¿será para que quien esté se relaje un poco aporreándolo, o algo? Esto se ve bien cuando vas al tercer piso, que originalmente era sólo para cabinas de estudio, y han metido clases ahí: pues son unos zulos bastante bonitos, y encima sin ventanas. Si es que no hay ni máquina de café o de refrescos, por no haber no hay ni sitio para sentarse en todo el edificio (sin contar el suelo o las clases, claro)!!!
También es desesperante que esté todo de color blanco, con puertas gruesas que cierran herméticamente, con un ojo de buey en el medio; para mí eso es un manicomio. Y para que veáis que no estoy mintiendo, aquí van fotos que lo demuestran, aunque pido disculpas por la calidad de la imagen, hice las fotos con el móvil porque obviamente no me iba a llevar una cámara normal, ya están bastante pesaditos con que no toques nada, no sea que se rompa:

Pasillo del segundo piso. Se pueden ver las celdas de los internos del manicomio.

Aquí tenemos el pasillo que va hacia las escaleras del tercer piso.

Otro pasillo raro que no me acuerdo dónde es. Por cierto, los pasillos son más anchos que las aulas.

Éstas son las escaleras que llevan al tercer piso. Lo más gracioso es que el ascensor no llega hasta tan alto, así que si quieres ir allí te toca patear, y creedme, no es muy divertido llevando un aparato de unos 5 kilos.

Vistas desde el tercer piso (la buhardilla del conservatorio). Se ve el aparcamiento, que abrieron 5 días después de la inauguración por causas desconocidas. Eso forzaba a la gente a aparcar en doble fila y a los policías a ponerles recetillas.

Vista de una parte del piso de los zulos (el tercero). Con una columna decorativa en medio del pasillo (yo tampoco lo entiendo).

Más zulos. Ese color blanco acaba haciendo daño a la vista.

----------------

A continuación, tres fotos para que os hagáis una idea de las dimensiones de un zulo de los que hablo. Como anotación, tienen una única bombilla para iluminar la sala, y un sistema de aire acondicionado que está permanentemente encendido y que te da en la cara mientras estás tocando (agradable):

----------------

Ésto es la sala de "estudio", que podemos definir como "lugar donde los padres recluyen a sus hijos pesados para que les den la brasa a otros en vez de tener que aguantarlos en casa, y así no dejar que otros puedan estudiar, que es la finalidad del sitio".

Obviamente, esto es un retrete. Le hice una foto porque aún no había sido mancillado. Casi hasta se podía comer en él (aunque prefiero no probarlo).

La sala de orquesta. Si no hubiera hecho falta, calculo que el arquitecto podría haber sacado unos veinte zulos como los del tercer piso (tirando por lo bajo).


Esto es todo, espero que haya resultado instructivo. Si alguna vez pasáis por allí, no estéis mucho tiempo, puede ser perjudicial para vuestra salud.

1 comentario:

Amaia dijo...

Increíble pero cierto!
doy fe de esta "magnifica" construcción.

Verdaderamente el edificio sorprende por fuera, pero solo hay que ver el interior para deshacer la idea que tenemos de que han hecho un gran obra.

Ha sido verdaderamente una forma muy buena para derrochar mucho dinero (no puedo imaginarme las altas cifras que ha supuesto).
Lo más gracioso es lo que dices al principio: una obra diseñada para la mitad de alumnos que somos en total!
Mucho renombre de arquitecto pero nada funcional la verdad...

Nos dijo el director que todavía no pueden poner los estores en las ventanas que dan al oeste (las cuales reciben el sol tooooda la tarde) ya que es el señor Bofil quien tiene que decirnos de qué color deben se; por lo tanto, seguiremos los del oeste con los magnificos cartones pegados a la ventana con cinta de embalar.

Pero no todo serán críticas:
- al menos las aulas estan insonorizadas, o hay aire acondicionado en todas las aulas, aunque... o se conecta todo el edificio o ningún aula xD
- Por otro lado.. tendremos aulas para ensayar, pero qué pasa??? TODAS LAS AULAS TIENEN LA MISMA LLAVE por lo que hasta que no cambien el sistema de cerraduras puede que no nos las dejen xD

En fin, haciendo una pekeña balanza, es evidente que pesan más las cosas malas que las buenas, pero... ES LO QUE HAY

(espero no tener que pisarlo al año que viene)

Un saludo!